martes, 8 de enero de 2008

El Chaltén y sus picos

Des-saturados de montaña tras los glaciares (ojo, visitados desde el catamarán), nuestros atiborrados de comida expedicionarios dirigen sus pasos a la terminal de buses para tomar (prohibido decir “coger el bus” en Argentina) uno de estos artefactos e ir al Chanten. Que hay allí? Poca cosa… solo algunos de los picos más míticos del mundo del alpinismo:

Fitz Roy:







Cerro Torre:



Aparte de un par de excursiones de un día, también intentamos hacer un recorrido de varios días por el hielo continental (una planicie de hielo de 40 por nosecuantos kilómetros), pero tras cargar todo el día con unos doscientos mil kilos a la espalda, y un trineo arrastrando del arnés, casi morimos ahogados en el intento… bueno, quizá exagero un poco; el caso es que teníamos que vadear un río, y Carmén calló a la mitad y perdió una bota y los bastones... que bajando el río, fueron a parar al lago Eléctrico (doy el nombre por si alguien quiere ir a intentar recuperarlos). Y allí quedaron.


Y claro… con los dioses tan claramente en nuestra contra, tuvimos que acampar allí mismo (y de paso esperar a ver si el lago nos devolvía el material robado) y salir huyendo al día siguiente, con el rabo entre las piernas, el trineo arrastrando detrás y mi neceser de Agua Brava haciendo de bota de emergencia.

2 comentarios:

M de Marica dijo...

Que asco todo el día sudando y sin ducharos, que necesidad teneis de iros a pasar frio para ver rocas y hielos. No lo entiendo.

Jorge vuelve cariño...

gilipollas dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.